Estás en la búsqueda de una aventura? Si tu respuesta es ‘sí’, es el momento de concretar ese viaje que tanto has soñado y para que sea mucho más excitante, te recomendamos que viajes solo.

Viajar a un país o lugar desconocido puede resultar intimidante, pero existen muchas razones por las cuales aventurarte hacia un nuevo destino acompañado tan solo de tu mochila y tu cámara de fotos, puede ser la experiencia más increíble de todas.

Es por esto que te presentamos 5 razones para viajar solo:

  1. Conocerás nuevas personas

Explorar una ciudad desconocida por ti mismo te llevará a tratar de relacionarte con la gente local, por más introvertido que seas. De esta forma, saldrás de tu zona de confort y empezarás a conocer personas que compartan tus mismos intereses y con las que pasarás momentos inolvidables. Piénsalo, es más probable que conozcas a gente de distintas culturas viajando solo, que haciéndolo junto a tu pareja o tus amigos.

  1. Existe la posibilidad de enamorarse

Si ya pusiste en práctica nuestro primer consejo y saliste a entablar conversaciones con extraños y a hacer amigos, es probable que entre esas salidas, halles un romance. Ya sea con alguna persona local o otro viajero solitario, hay muchas probabilidades que surja el amor entre dos personas que están viviendo una aventura fuera de lo cotidiano. ¿Quién sabe? Podrías encontrar el amor de tu vida.

  1. Disfrutarás de tu libertad

Al viajar solo, no tendrás que ponerte de acuerdo con nadie en el sitio turístico que disfrutarán ese día, ni tampoco tendrás que ceder cuando intenten elegir un restaurante para cenar. Todo ese estrés desaparecerá, ya que solo tú decidirás a dónde ir y qué hacer.

  1. Te conectarás contigo mismo

Después de que ya hayas hecho muchos amigos, también tendrás la necesidad de pasar tiempo de calidad contigo mismo. Ese será el momento ideal para reconectar tus pensamientos, replantear tus objetivos personales y aprender a disfrutar de tu soledad. Te recomendamos tomar largas caminatas, leer un libro en algún parque tranquilo o simplemente quedarte una tarde en tu hotel mientras descansas.

  1. Dejarás de preocuparte por el ‘qué dirán’

Una de las razones por las que las personas no se arriesgan a viajar solos, es el miedo que tienen a que el resto los consideren como unos ‘perdedores’ o ‘fracasados’. Sin embargo, esta es una percepción personal causada por nuestras propias inseguridades. Al viajar solo, mostrarás una faceta que quizás esté oculta en ti: tu seguridad. Te sentirás libre, más abierto, distinto en una forma positiva. Y cuando vuelvas a casa, llegarás con una maleta llena de anécdotas, una libreta de contactos con muchos amigos de todas partes del mundo y la necesidad de emprender un nuevo viaje, de nuevo, solo con tu soledad.